dilluns, 27 d’octubre de 2014

Se reduce el paro, pero no para los mayores de 45





El jueves pasado salieron los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) difundida por el Instituto Nacional de Estadística, la creación de empleo es la mayor desde el tercer trimestre del 2007.

Los contratos temporales, y las jornadas reducidas, han impulsado la ocupación y han facilitado que en el tercer trimestre del 2014 se creen 151.000 puestos de trabajo, es el mejor tercer trimestre del año desde que comenzó la crisis. También se ha reducido el desempleo entre julio y septiembre, en 195.200 personas. Así, la tasa de paro ha descendido hasta el 23,7%.

No obstante el colectivo más perjudicado, junto con el de los jóvenes, sigue siendo el de las personas mayores de 45 años. En el primer caso debido a la inexperiencia laboral, y en el segundo debido a la considerada “avanzada” edad en los procesos de selección.

El paro entre los mayores de 45 años se ha triplicado desde que comenzó la crisis, y para los mayores de 50 se ha multiplicado por cuatro. En el colectivo, hay personas con mucha y poca formación...pero da igual, la edad es la barrera. Uno de cada dos desempleados mayores de 45 años lleva más de un año intentando encontrar un empleo sin éxito. Además están las cargas familiares, y con el retraso en la jubilación muchos años de cotización por delante. Este colectivo tiene experiencia, energía y ganas de trabajar, pero se le discrimina en el mundo laboral.

Haciendo un análisis por sexos, son las mujeres las que encuentran trabajo con más facilidad que los varones. El perfil del desempleado mayor de 45 años es de un varón, con  poca formación, que lleva más de 2 años buscando empleo sin éxito.

Desde luego que nos parece bien que se disminuya el numero de parados, y se genere empleo para los jóvenes (nuestros hijos), pero nosotros también necesitamos trabajar, y más teniendo en cuenta, que el numero de hogares en los que todos los miembros activos están en paro pasa de 1.800.000.

Es necesario poner en marcha políticas activas de empleo para reducir el paro en general y el de larga duración en particular, lo que no parece se vaya a hacer. Para los Presupuestos Generales del Estado de 2015, el gobierno ha reducido el importe dedicado a ocupación, se van a  destinar poco más de 4.000 millones de euros, y cuando llego al gobierno destinó 7.000 millones.

Hacen falta políticas que contemplen una discriminación positiva hacia el colectivo, el acceso a programas de ocupación, e impulsar incentivos fiscales para las empresas que contraten a desempleados de más de 45 años, entre otras.

Las políticas de empleo, no solo deben ser para generar empleo, si no para que el trabajo permite vivir dignamente, y con perspectivas de desarrollo personal e integración a la sociedad.

Maria Hilda LOPEZ
Presidenta Assat50


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada