dijous, 26 de març de 2015

El paro y la protección por desempleo



Según datos publicados por el Ministerio de Empleo, en el pasado mes de Febrero el numero de personas desempleadas bajo en 13.538, el numero total de personas desempleados fue de 4.512.153, de ellas 2.095.367 no cobran prestaciones, ni subsidio por desempleo, es decir están sin cobertura.

De las personas que están sin cobertura (2.095.367), muchas son de larga duración, con lo que el riesgo de exclusión social es alto. Según los datos del ministerio de Trabajo, en 2012 el número de beneficiarios era de 2.915.546, cifra que cayó hasta los 2.761.379 en 2013 y que ahora como hemos visto son 2.416.786 personas, y continúan bajando. 

Analizando los datos anteriores, desde enero de 2014 a enero de 2015, se ha pasado de 2.805.275 beneficiarios del subsidio a 2.416.786 (-13,85%), esto da el 53,56% del total de desempleo, el problema es que la reducción no es porque estas casi 400.000 personas más hayan encontrado un empleo, sino que se han ido quedando en el camino y ya no reciben nada. 

Los cambios legales del Ministerio de Trabajo, no han hecho más que dejar a personas sin cobertura, en especial al colectivo de mayores de 45 años (cada vez esta más castigado), la reforma laboral ha endurecido el cobro de los subsidios (el anterior subsidio (426 euros mes) de mayores de 52 años, pasó a ser para mayores de 55 y este último se cobra en función de las rentas de la familia, ademas de otros requisitos como estar percibiendo o con derecho a percibir subsidio, etc. en fin una "maraton"). El Sindicato UGT, en un informe reciente ha constatado que casi el 80% de las personas parados mayores de 55 años cobran el subsidio de 426 euros o nada, y propone incrementar hasta el SMI esta cantidad y asegurar unos ingresos "dignos" a quienes no tienen ningún ingreso, y ante la falta de empleo, pide prestaciones para parados mayores de 55 años hasta jubilarse. Para ello ha creado una recogida de firmas de apoyo a través de la plataforma 'Change.org', a la vez que se enviará la propuesta a los grupos parlamentarios y partidos españoles, con el objetivo de que se debata en los diferentes procesos electorales de este año. Para firmar la petición entrar en el siguiente enlace Garantia+55

En febrero se registraron 1.226.950 contratos, por lo que hubo que firmar más de 1,2 millones de contratos para alcanzar un saldo positivo de 13.358 empleos respecto a enero. El resultado es que seguramente muchos de esos contratos se firman día a día, semana a semana, y además en la mayoría de los casos de jornadas reducidas, hay mucha precariedad laboral. Un contrato no es lo mismo que un puesto de trabajo. Del total de los contratos firmados, solo un 9,80% fueron de carácter indefinido (71.754 a tiempo completo y 48.527 a tiempo parcial).

El desempleo genera angustia, debilita a las personas y a familias enteras. Cuando no hay prestaciones, y no se pueden proveer a las necesidades esenciales (vivienda, alimentos, etc.) llega el endeudamiento, del que es difícil salir. Las personas no se sienten reconocidas ni útiles para la sociedad, es necesario apoyo y solidaridad, pero ante todo políticas activas que generen empleo, teniendo en cuenta cada colectivo. Pero mientras no se encuentra empleo, debe haber una cobertura social, es decir políticas pasivas

La política económica debe girar en torno a la creación de empleo de calidad, y  la erradicación de la pobreza. Ante la falta de trabajo es necesaria una cobertura a la persona desempleada, es decir un sistema de protección que responda al problema del paro ligada a un programa personal de inserción laboral, a programas de voluntariado, etc., de manera que la persona tenga cubiertas sus necesidades basicas, mientras no puede acceder al mercado laboral.

Maria Hilda LOPEZ
Presidenta Assat50

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada