dimecres, 30 de setembre de 2015

La edad no nos para, y la experiencia nos avala






El panorama laboral en nuestro país se ensombrece a medida las personas se hacen mayores, cambiar esta realidad para mostrar que las personas mayores de 45 años, están motivadas, son responsables, entusiastas, y continúan con el desarrollo de sus trayectorias laborales, utilizan adecuadamente la tecnología y están en las redes sociales, etc., es una de los fines de nuestra asociación. 

Muchas de las personas de nuestra asociación (mayores de 45 años en desempleo), y en especial a partir de los 50, comentan "Tengo el conocimiento y la experiencia para seguir trabajando, pero por mi edad no me conceden ni siquiera una entrevista". Se cree que una persona a partir de una cierta edad, tiene un menor conocimiento de la tecnología  para afrontar los desafíos laborales, peor salud, etc. Hay prejuicios  y discriminación respecto a la  edad en el mundo laboral, no obstante hay estudios que demuestran que esto no es cierto, las personas mayores tienen los conocimientos adquiridos a lo largo de los años, y los aplican en la actividad que realizan. Los años de experiencia aportan una mejor visión de conjunto, dan habilidades y recursos.



Curiosamente en países como Alemania, un gran número de jubilados tiene un "mini Job"(hay casos, que esto es para complementar una pensión de jubilación baja), trabajo que les resulta fácil de encontrar. En el Reino Unido, un estudio publicado por el Forum de Empleadores sobre la Edad, indica que la discriminación por edad es más problemática entre los jóvenes, que entre las personas mayores.

Las personas en Japón pueden trabajar hasta los 75 años, la medida es una solución al problema económico, para disminuir los gastos en salud, ya que las personas que tienen un rol social, un motivo por el que levantarse todos los días, se enferman menos, además pueden contribuir al crecimiento del país.

En el Parlamento Europeo la EU-OSHA a través de la Comisión Europea, se está finalizando un proyecto sobre la Seguridad y la Salud de los Trabajadores Mayores, este se publicará a comienzos del 2016. La necesidad de elaboración del estudio viene de que en la UE de los 28, el empleo de las personas de entre los 55 y los 64 años ha aumentado del 39,9 % de 2003 al 50,1 % de 2013. Lo que demuestra que en Europa se prolonga la vida laboral de estas personas. ¿Que pasa en España para que ocurra al revés? ¿Porque hay discriminación laboral por edad, cuando se van a poner en marcha medidas para que las empresas valoren el trabajo de los mayores?

Según un informe de DBM España sobre el mercado laboral en la UE, la principal causa de discriminación laboral es la edad, el 85% de los currículums vitae de las personas mayores de 50 años terminan en la papelera. Las prácticas discriminatorias por edad quedan reflejadas constantemente en las ofertas y oportunidades de empleo. Otra forma de discriminación es cuando las empresas fuerzan la salida de sus trabajadores mayores a través de jubilaciones anticipadas, cuando éstos no estaban dispuestos a jubilarse todavía.

El número de personas desempleadas de más de 45 años no para de crecer, de las 468.300 personas que había en 2007, se ha pasado a más de 1.800.000, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa, son el 40% del desempleo total, además  un alto porcentaje sufre el desempleo de larga duración. El paro de este colectivo "es auténtico drama", las personas necesitan trabajar, no solo por motivos económicos, sino también porque se tiene mucho que aportar.

Los conocimientos y la experiencia acumulada, ayudan a seguir avanzando sin partir de cero, permitiendo una rápida puesta al día, y evita cometer los mismos errores. Por otro la toma de decisiones, el manejo de las situaciones es mucho más acertada si se acompaña de experiencia, también mejora la capacidad de relación con las personas. Las habilidades se adquieren con los años, además en general, se confía más en quien tiene más experiencia para resolver lo que se necesita (cocinero, abogado, médico, profesional electricista, trabajos de limpieza, pequeño comerciante, etc.).

La sabiduría, el pensamiento estratégico, la capacidad para deliberar, aumentan o se adquieren al avanzar la edad. La experiencia laboral y los conocimientos técnicos se acumulan con la edad,  El tiempo da  más experiencia, y convierte a las personas en mejores en otros sentidos, los años regalan experiencia y paciencia.

Según estudios realizados, las personas mayores de 45 años son más estables en el puesto de trabajo, una vez consiguen un empleo no van a buscar otro, asimismo y en general son más estables a nivel familiar lo que, en general, permite más disponibilidad para dedicar más tiempo al trabajo (horas extras,...) , se ha demostrado que tienen niveles de absentismo más bajos. La experiencia hace que sea más fácil  enfrentarse a situaciones difíciles. Según las estadísticas de accidentalidad laboral los índices son más bajas con respecto a jóvenes (en general  hombres), estos al tener  menos experiencia profesional suelen subestimar los peligros.  Otro aspecto es la confianza en uno/a mismo, la posibilidad de motivar y ayudar a compañeros de trabajo, así como el haber vivido situaciones complejas laborales durante la vida profesional, permitirá superar mejor los momentos difíciles. Los años de experiencia laboral asimismo, hacen tener más contactos con personas,  los que llevaran a la empresa.

La idea de que los trabajadores mayores son más caros no es cierta, ya que primero se adaptan a las condiciones laborales que ofrece el mercado laboral, entre ellos los salarios, pero además al llegar a la empresa los conocimientos y la experiencia hace que en poco tiempo tengan una buena productividad y la inversión en formación sea menor.
Puede ser que algunas de las capacidades funcionales, sobre todo las de carácter físico y sensorial, disminuyan como consecuencia del proceso natural de la edad, pero hay que tener en cuenta que la experiencia, la mayor fiabilidad, las habilidades y conocimientos compensan esto.

Si bien últimamente los datos de paro mejoran, los contratos son temporales y a jornadas reducidas. España sigue disputándose junto con Grecia ser el peor país de toda la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) para encontrar empleo. Y si se pone el foco en los potenciales trabajadores más jóvenes o más mayores, los datos aquí son peores.

Ante este panorama, es necesario poner de inmediato medidas, las políticas de empleo deben tener en cuenta a  jóvenes y mayores, en los puestos de trabajo como en la sociedad, es necesario compartir la experiencia, el saber, el conocimiento, el  talento, la madurez, la estabilidad, el compromiso, etc., con el entusiasmo, las ganas de actuar para cambiar las cosas, de innovar, la fuerza, la vitalidad, etc. que aportan los jóvenes. Todas estas habilidades integradas, son necesarias para el crecimiento y desarrollo de una sociedad más inclusiva y mejor donde vivir.



Maria Hilda López Pérez
Presidenta Assat50

2 comentaris:

  1. Una clara y buena descripción de nuestra realidad diaria, ojala este post tenga la difusión que se merece. Que las injusticias sean conocidas es el primer paso para poder cambiarlas.

    ResponElimina
  2. Estoy totalmente de acuerdo con Asensio, es una notable exposición de la lamentable situación que estamos viviendo, injusta sí, porque la mayoría de los que estamos en esa franja de edad hemos contribuido muchos años, una treintena, a crear un mercado laboral rico, solidario, y ahora nos encontramos que se ha tirado por la borda todo lo construido, se nos aparta y para postre también la ley cambia para no reconocer un derecho a un subsidio más que de sobras ganado.
    Confiemos que la situación de un giro y poco a poco todo vaya adquiriendo su justo lugar

    ResponElimina