divendres, 30 de juny de 2017

Que no nos engañen con las pensiones


El colectivo de personas desempleadas mayores de 45 años, además de sufrir la lacra del paro de larga duración, cobraran menos en su jubilación, especialmente a las que se les agotan las prestaciones por desempleo, las ayudas y los subsidios.

La penalización es primero por la jubilación anticipada (actualmente y según los casos esta puede ser a los 61 o a los 63), se pierde alrededor de un 20 % de la pensión, y la segunda por un cálculo hecho sobre una parte de la vida laboral (los últimos 15 años) en la que pesan los años en paro, con cotizaciones muy bajas o nulas.

Es necesaria una modificación del sistema de pensiones, para que llegado el momento se cobre una jubilación que permita vivir dignamente, después de haber pasado unos años en un paro obligatorio, precariedad e inseguridad laboral.

Actualmente el sistema de pensiones se base en los ingresos y gastos (los ingresos vienen de los cotizantes, y los gastos las personas que cobran las pensiones), el problema actual es que con la crisis (paro, precariedad, bajos salarios y contratos 'basura'), los ingresos por cotizaciones no son suficientes para cubrir los gastos.

Los Pactos de Toledo establecieron una distinción en el sistema público de pensiones, las pensiones no contributivas serían financiadas vía Presupuestos Generales del Estado (PGE), mientras, que las contributivas lo harían mediante las cotizaciones sociales.

Vicenç Navarro y Juan Torres López en su libro "Lo que tienes que saber para que no te roben la pensión", publicado a finales del 2013 por Espasa, como expertos en economía y políticas públicas, exponen los datos y razones que explican cómo el sistema público de pensiones en España es perfectamente sostenible. Al tiempo que denuncian cómo detrás de todo el discurso catastrofista sobre su insostenibilidad se esconde el interés de bancos y aseguradoras por hacer negocio con los fondos privados de pensiones.

Recientemente Valeriano Gómez, licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, ex ministro de Trabajo, y los profesores de la Universidad Autónoma. Borja Suárez Corujo y Santos M. Ruesga, han escrito el  libro "¿Cobraremos la pensión?", en la presentación de este, Valeriano expuso que  España tiene derecho a tener un sistema de revalorización de las pensiones en base a la Constitución, la "cuestión fundamental" es evitar mediante una nueva reforma la pérdida de poder adquisitivo de las pensiones "porque si no es así, en los próximos diez o quince años el poder de compra se puede reducir en un veinticinco o un o treinta por ciento".


Para Gómez hay que huir de la sensación de "no poder permitirse" este tipo de medidas. La revisión de las pensiones debe ser de acuerdo al Indicador de Precios de Consumo (IPC), y  hay que buscar financiación alternativa y complementaria a través de los tributos, ya que esto es cuestión de compromiso social y voluntad política. Más allá de cualquier análisis técnico, el sistema de pensiones tiene futuro, España es el país en el que se sigue gastando mucho menos en proporción a su riqueza que otros Estados miembro de la UE. Es necesario abordar el problema, detrás de los mensajes catastrofistas del PP, hay que derogar la reforma del sistema de pensiones de 2013, y volver a tener el indicador de precios como referencia a la hora de la revalorización de las pensiones, además de una revisión del Pacto de Toledo.

Por su parte, para Santos M. Ruesga, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Madrid, coautor del libro, es necesario que se dote de más fondos al sistema, el mantenimiento del sistema público de pensiones, lo que es una cuestión política. Para él, las pensiones públicas "se pueden pagar perfectamente" siempre que se afronte cuanto antes una reforma fiscal que permita recurrir menos al endeudamiento.  Para este autor la situación del sistema de pensiones ya no es solo un problema demográfico a largo plazo, porque lo que ha llevado a su situación deficitaria ha sido una fuerte caída del empleo y una evolución a la baja de las bases de cotización y los salarios. El sistema de pensiones es "sostenible", pero es necesario un mayor esfuerzo y compromiso social para mantenerlo, contrariamente a esto lo que se hace es difundir una política del miedo en torno al asunto.

Para el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, lo importante es que haya voluntad política, compromiso y respeto, y que no se tenga miedo "a la reforma permanente", puesto que el sistema se tiene que ir adaptando a continuas modificaciones.

Según datos de Eurostat, el gasto de pensiones en relación al PIB en España fue de un 11,4% en 2012 (en 2016, además, ese porcentaje descendió al 10,4%), por debajo de trece países de la UE15, siendo Francia (14,9%) e Italia (16,1) los que dedican más presupuesto. Luego es falso que España gaste mucho en pensiones. Incluso a la altura de 2050, según Eurostat, el gasto del Estado español igualaría al actual de Francia (un 14%).

Después de trabajar durante gran parte de la vida tenemos derecho a percibir una pensión digna, y disfrutar de los medios necesarios para vivir dignamente. También lo tienen las personas que estando en búsqueda activa de empleo, no lo encuentran (por lo que no pueden trabajar) y con ello tampoco cotizar, para estas es necesaria una prestación decente,  que cotice hasta la fecha de la jubilación, o bien cuando con 55 años o más se está en paro y no se encuentra trabajo, y se tienen 35 o más años cotizados, se pase directamente a la jubilación. 

Las pensiones son un derecho consagrado en los artículos 41 y 50 de la Constitución, la Jubilación es un derecho constitucional, irrenunciable, junto a la educación, la sanidad y la atención a las personas dependientes, son uno de los pilares fundamentales del Estado de Bienestar y no tiene sentido que para el gobierno la sostenibilidad del sistema público de pensiones sea un tema recurrente en tiempos de crisis, como hemos visto hay propuestas para solucionar el problema y es necesario que el gobierno trabaje para que se pongan en marcha, en lugar de cómo hemos visto lanzar mensajes catastrofistas sobre el asunto.

Maria Hilda LOPEZ PEREZ
Presidenta Assat50

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada