diumenge, 13 d’octubre de 2019

El 7 de Octubre, día mundial de Trabajo Decente




El pasado 7 de Octubre, se celebró el día Mundial del Trabajo Decente. Se trata de una Jornada Mundial por el Trabajo Decente, promovida por la Confederación Sindical Internacional que organiza actos en todo el mundo y en España, respaldada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Según un estudio de la  OIT, en España uno de cada diez trabajadores y trabajadoras, concretamente el 13%, vive bajo el umbral de la pobreza pese a tener  un empleo y ganar un sueldo. Es el tercer país de la Unión Europea (UE), por detrás de Rumanía y Grecia, con mayor porcentaje de pobreza laboral.  Además esa realidad afecta con mayor intensidad a las mujeres, marcadas sus jornadas por salarios más bajos, mayor inestabilidad y más parcialidad no buscada,  motivo por  lo que este año este día, se ha dedicado a la mujer que realiza mayoritariamente el trabajo de cuidado de las personas.



El concepto de trabajo decente fue lanzado en 1999 por el Director General de la OIT y se refiere a la generación de oportunidades para que hombres y mujeres, accedan a un empleo en condiciones de libertad, igualdad, seguridad, y dignidad humana.


En 2017 un informe de Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con sede en París, recomendaba asimismo a España esforzarse para reducir la precariedad laboral. “La pobreza también ha aumentado, esencialmente por la falta de un empleo de calidad que ofrezca suficiente cantidad de horas de trabajo remunerado y sueldos correctos”, España es el segundo país con más pobres en edad de trabajar, por detrás de Grecia, entre los 36 integrantes de la OCDE. 


Trabajos precarios son: Tener un numero alto (20,50,…,) de contratos en un año  y no llegar a cotizar seis meses para poder pedir una ayuda de desempleo. Trabajar 61,5 horas y media durante un mes y ver que la empresa solo ha cotizado 30. Ser contratado/a por 10 días, con tres horas cada día, el contrato en todo caso se amplía de un día para otro. No saber la jornada de trabajo a realizar, la notifican por WhatsApp  día a día. Recibir salarios por debajo de mercado, etc., todo esto se traduce en contratos inestables, parcialidad involuntaria, salarios bajos, en definitiva tener trabajo no asegura vivir decentemente. El grado de precariedad es muy alto, hasta el punto de que el deterioro de las condiciones de trabajo se ha convertido en una de las principales preocupaciones de la sociedad española, ya que conduce a una vida precaria y menoscaba la dignidad de las personas.




Cualquier trabajo es mejor que estar en el paro? Para Josep Maria Blanch, catedrático de Psicología Social Aplicada de la Universitat Autónoma de Barcelona, la persona que realiza un trabajo precario se siente peor porque la ansiedad y la desilusión constante son desmoralizantes. Mientras que una persona desempleada piensa "todavía tengo esperanzas  de encontrar un trabajo", si el trabajo que  encuentra es trabajo precario esta ilusión se desvanece cuando se enfrenta condiciones laborales muy malas.


Entre las medidas propuestas por Sindicatos y gobierno para combatir la precariedad laboral están: Fomentar el empleo indefinido. Bonificaciones a la contratación laboral de colectivos con dificultades para insertarse laboralmente. Medidas de apoyo a los sectores que generan más empleo (turismo, comercio, hostelería, etc.,). Control del registro diario de la jornada de trabajo. Fortalecer la negociación colectiva en materia contratación. Regular la contratación laboral contratos estables, que los temporales únicamente se cuenten como excepciones a la regla), que los contratos a tiempo parcial aseguraren una retribución suficiente y una seguridad, simplificar la tipología de contratos, etc. Luchar contra el fraude (contratación, seguridad social, fiscal, trabajo en negro, etc.). Modernización de los servicios públicos de empleo, con el refuerzo de la colaboración público privada, incluir la figura de orientadores/as laborales en las oficinas públicas de empleo para facilitar la inserción laboral de colectivos con difícil inserción, mayor cooperación con el sector empresarial y mejora de la oferta formativa a través de un bono de formación. Medidas de apoyo a las empresas y a la inversión, reducción la burocracia sobre todo en lo referente a creación de empresas. Cotizaciones sociales bajas para los autónomos que no lleguen a una cantidad de ingresos para que puedan despegar, etc. Quizás no se han aplicado con el rigor suficiente, o bien no se ha hecho un buen estudio de las causas, el caso es que no dan  los resultados deseados, los niveles de precariedad laboral siguen muy altos.


Tener un empleo con un salario justo, seguridad en el lugar de trabajo, mejores perspectivas de desarrollo personal e integración social, protección social para las familias, etc., es imprescindible para la dignidad de las personas. 


El día mundial del trabajo decente, es necesario para sensibilizar, concienciar, llamar la atención sobre un  problema tan importante como es acabar con el trabajo precario. No obstante es necesario que esa sensibilización sirva para que el gobierno y los agentes implicados actúen, y ponga en marcha medidas efectivas que den respuesta al problema, hay que aplicar los cambios normativos necesarios con urgencia de forma continua, es decir todos los días. La erradicación de la pobreza sólo es posible mediante empleos estables y bien remunerados, sin ello además es imposible conseguir asimismo un desarrollo Sostenible. 


Maria Hilda LOPEZ PEREZ
Presidenta Assat50

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada