dissabte, 7 de novembre de 2015

El paro en España es estructural

Desempleo España 1990 a 2015. Fuente:INE




El desempleo en España es de los más altos del mundo (diario Expansión), por detrás entre 44 países está solo Grecia y Sudáfrica con un 25% de paro. Incluso en las épocas de bonanza económica, el desempleo ha sido muy alto, lo que indica una situación de desempleo estructural. España tiene asimismo, un mayor índice de pobreza respecto a los países de la Unión Europea y un alto grado de desigualdad social. 

Según la EPA del trimestre de 2015, en España, la tasa de paro fue el 21,18%, con 4.850.800 personas desempleadas. Desde el 2008 la tasa de desempleo creció rápidamente, superando el 20% en 2010 y situándose en el 23,67 de la población activa en el tercer trimestre de 2014.El 55% de los menores de 25 años se encuentran en desempleo, no obstante 4 de cada 10 personas desempleadas tiene más de 45 años, es el colectivo más afectado donde se concentra el paro de larga duración, y hay más riesgo de exclusión social, además muchas familias tienes a jóvenes en paro. 



Para medir el paro se utilizan dos sistemas: La Encuesta de Población Activa (EPA), que realiza el Instituto Nacional de Estadística cada trimestre,  no deja de ser un muestreo, ya que lo que se hace es una encuesta telefónica a 60.000 familias, con lo que se consigue un resultado muy rico en datos, ya que proporciona población activa, ocupada e información actualmente muy valiosa como cuántos miembros de una misma familia están desempleados. El otro sistema es el paro registrado, que es la cifra de personas que están inscritas en las oficinas del Servicio Empleo Público de Empleo (SEPE), anterior INEM. Hay discrepancias entre las dos cifras, en el caso del SEPE hay personas que no están registradas en las oficinas de empleo, porque ya han desistido de buscar un trabajo a través de este organismo o por alguna otra razón. Por eso se considera más fiable la EPA, que los datos del paro registrado.

En España el paro, es principalmente un problema de índole exclusivamente político. Por tanto, se puede afirmar sufre un "desempleo estructural provocado por causas políticas". El desempleo se mantiene estructuralmente por la corrupta configuración de nuestro sistema político, que parasita a pymes y autónomos.

Desde 1990, ni en el mejor momento la tasa de paro en España bajó del 8,26% (2006), mayor que el 5,1% que es el paro actual de Estados Unidos.

Según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en el pasado mes de octubre el paro subió en 82.327 personas, eso si el número de personas afiliadas en  la Seguridad Social creció en 31.652 personas, el total de personas ocupadas es de 17.221.467. Por otro lado la cobertura del paro baja casi tres puntos (54,5%) hasta su nivel más bajo desde 2001, y la cuantía de la ayuda se reduce hasta 797,7 euros mes, más de 2,2 millones de personas desempleadas no reciben prestación alguna, además hay  más de 750.000 familias que no tienen ningún ingreso. Sin empleo y sin cobertura del paro, el riesgo de pobreza y exclusión social es alto.

Según un artículo de Expansión el país con menos paro del mundo, es Japón, allí en el pasado mes de Septiembre la tasa de paro fue del 3,4%.

En Reino Unido, con una tasa de paro del 5,4%, se ha convertido en el motor de la creación laboral de la Unión Europea. En Inglaterra la situación es aún mejor, allí la tasa de paro es del 4,2%. Este impulso del empleo en Reino Unido ha sido posible, entre otros factores, gracias a que la Administración ha cedido el protagonismo en lo relativo a la creación de empresas a las empresas privadas. La medida impulsada estos últimos cinco años de mandato de David Cameron ha permitido que el empleo privado se haya impuesto al empleo público. De esta manera, el empleo público ha pasado del 21% en 2010 al 17,4%. También han aplicado medidas para reducir el paro de larga duración.

En el 2013 en el Faro de Vigo, Javier Cuartas, habló de las 21 causas que agravaban el paro, según sigue:

  1. Volatilidad. La economía española es muy volátil.
  2. Crecimiento demográfico y de la población activa.
  3. Efecto matemático perverso.
  4. "Burbuja" inmobiliaria.
  5. Vivienda en propiedad.
  6. Reestructuración sectorial.
  7. Estacionalidad y "mal holandés".
  8. Peso industrial.
  9. PIB español es del 17% frente a una media europea del 20%.
  10. Innovación, tecnología y patentes.
  11. Cualificación productiva.
  12. Capacidad exportadora.
  13. Tamaño de las empresas.El 80% del empleo depende de las pequeñas y medianas empresas (pymes), que son vulnerables en caso de una crisis económica.
  14. Devaluación interna.
  15. Estructura financiera de las empresas y bancarización.
  16. Plazos de demora en los pagos.
  17. Endeudamiento económico.
  18. Política fiscal destructora de empleo.
  19. Fracaso escolar y disfunción formativa.
  20. Formación profesional y formación interna.
  21. Economía sumergida y corrupción.

El profesor del IESE Sandalio Gómez, lleva años investigando las mejores prácticas internacionales para la creación de empleo en Europa. Para él, hay toda una serie de medidas laborales exitosas en distintos países y que contribuirían a garantizar la competitividad de la economía española en el futuro. Ponerlas en marcha es fundamental para alcanzar un gran pacto social entre sindicatos, empresarios y Gobierno, tal y como ha sucedido en Alemania, Dinamarca, Holanda y Austria. “Debemos ayudar a crear entre todos ese gran acuerdo porque es una demanda de la sociedad”, insistió Gómez.

Estos países aplicaron las medidas hace más de una década, lo que les ha permitido enfrentarse a la crisis en mejores condiciones que España, y con ello a padecer menos tasas de paro incluso en los peores momentos de la recesión.

Deben ponerse en marcha acciones efectivas para acabar con él para estructural, organismos como la OIT, la CEE, el Consejo Económico y Social (CES), etc. insisten en la necesidad de que en España se apliquen ya. Entre otras, a corto y medio plazo, estas podrían ser, incentivos para fomentar la actividad empresarial y con ello la contratación laboral, encontrar un nicho de empleo que sustituya a la construcción, acabar con la economía sumergida y el dinero negro, ya que según el Consejo Empresarial para la competitividad, en el 2018 el paro se reduciría en un 50% del actual.

Las medidas que se aplican actualmente, generan poco empleo y en todo caso este es muy precario. Es necesario generan trabajo digno, con niveles de paro tan altos, la recuperación económica es muy difícil.
Maria Hilda LOPEZ
Junta Assat

Enlaces: Diario Expansión El faro de Vigo CES Medidas paro larga duración Inglaterra

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada