dimarts, 28 de juliol de 2020

Según la EPA del primer trimestre, el Covid-19 ha destruido mas de un millon de empleo


 

El encierro para atajar al coronavirus ha tenido un efecto letal sobre el empleo en España. 

El mercado laboral español perdió 1.074.000 empleos durante el segundo trimestre de 2020, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que se han hecho públicos hoy. El segundo trimestre del año suele ser un periodo de creación de empleo con el comienzo de la temporada turística pero la pandemia ha tirado por tierra todas las expectativas. Si atendemos a los datos desestacionalizados el daño es mucho mayor: los empleos eliminados ascienden 1.197.700. El número total de ocupados se quedó en 18,6 millones de personas.

El empleo se reduce en 285.600 personas en el primer trimestre del año, el peor registro desde 2013. 

El paro ha aumentado en 55.000 personas en estos tres meses con lo que la tasa de paro se sitúa en el 15,33%. Ese incremento no refleja la realidad del desastre laboral ya que hay una parte considerable ha pasado a la inactividad, categoría que ha aumentado en 1.062.800 personas. Este incremento de la inactividad se debe fundamentalmente a que el confinamiento y el cierre de empresas han impedido a 1.628.500 personas buscar empleo a pesar de estar disponibles para trabajar.

El dato de paro registrado durante estos tres meses es el peor en un segundo trimestre desde 2012, cuando el desempleo subió en 63.100 personas, mientras que el descenso de la ocupación ha superado todos los registros de la crisis de 2008.

Los hogares con todos sus miembros en paro subieron en 74.900 en el segundo trimestre, un 7% más respecto al trimestre anterior, su mayor alza desde el primer trimestre de 2012. En el último año, los hogares con todos sus miembros en paro se han incrementado en 156.000, con un avance en términos relativos del 15,7% respecto al segundo trimestre del año pasado, el más elevado desde el el cuarto trimestre de 2012.